Quiénes Somos Hazte Socio Contacto Boletín Electrónico
   
Cursos y Congresos     Medicina Transfusional     Noticias     Pacientes    
  NOTICIAS
Inicio>> Noticias
OTRAS NOTICIAS
Homenaje al Dr. Alejandro Vásquez Godoy
Lea las palabras que la Dra. María de los Ángeles Rodríguez escribió en homenaje al Dr. Alejandro Vásquez Godoy, fallecido el 5 de noviembre de 2015, quien con su trabajo y experiencia, enriqueció el desarrollo de la Hematología chilena.

Dr. Alejandro Vásquez Godoy
(5 de Abril de 1930-5 de Noviembre de 2015)

Quisiera dejar este homenaje en recuerdo del Dr. Alejandro Vásquez Godoy QEPD, colega y amigo con quien tuve el privilegio de trabajar y un ejemplo para las futuras generaciones.

Por Dra. María de los Ángeles Rodríguez S.


El Dr. Vásquez nació en Quillota donde ejercía su padre también médico, estudió medicina en la Escuela de Medicina de la Universidad Católica de Chile, contrajo matrimonio con la Sra. María Angélica de Karzow, su gran compañera con quien tuvieron 3 hijos, Alejandro oftalmólogo, Rodrigo pediatra e infectólogo y María Angélica , psicóloga.

El Dr. Vásquez recibió su formación en la especialidad en la Universidad de Cornell, a su regreso desarrolló la especialidad en el Hospital Clínico de la Universidad Católica, donde fueron sus alumnos los doctores Pablo Lira y Gonzalo Grebe, quienes después desarrollaron uno de los centros formadores de especialistas más importantes del país, también influyó en la formación del Dr. Guillermo Conte, quien ha desarrollado la docencia de la especialidad den la Universidad de Chile.

Por razones familiares, dejó Chile y su brillante carrera y permaneció durante 25 años en Colombia, en la ciudad de Popayán, donde se desempeñó como docente y clínico en la Universidad del Cauca.

A su regreso a Chile, se estableció en el Hospital Naval Almirante Nef de Viña del Mar, donde se destacó por su profesionalismo, habilidad citológica, pero por sobre todo su forma de ser, generoso con sus conocimientos, cálido, alegre, en las mañanas llegaba cantando boleros, debo confesar que cometimos muchas locuras juntos, preocupado por la humanización de la medicina, inventamos las sesiones de humor, recreación y manualidades en nuestro servicio de hemato-oncología, donde dábamos momentos de alegría a nuestros pacientes, sin recursos, solo con las ganas, reclutando a colegas que nos colaboraron generosamente, las narices rojas donde a fin de año, nos poníamos narices rojas todos los hematólogos y oncólogos y hacíamos un concurso con regalos para nuestro personal.

En el plano profesional, preocupado hasta el día de nuestra despedida, de la formación de los hematólogos en Chile, del debilitamiento de la formación en patologías benignas por el gran desarrollo de la oncología, especialmente porque fuera de Santiago, el hematólogo debe hacer de todo, le preocupaba también las nuevas patologías que comenzaremos a ver con la gran cantidad de inmigrantes que están llegando al país, pues no será raro ver en el futuro hemoglobinopatías que no estamos acostumbrados a ver, o tal vez un caso de malaria y por ello, con su nieta Virginia, también médico, estamos enviando a publicar la serie de pacientes con beta talasemia diagnosticados en el Hospital Naval de Viña del Mar, pues quería que quede el mensaje que es una patología en que se debe pensar y no es tan infrecuente como creemos.

A fines del 2011, decidió retirarse y compartir más tiempo con María Angélica su esposa, una decisión muy acertada, pues ella nos dejó antes que él, el 26 de Diciembre del 2013.

Hasta su último día vibró con la hematología, se acordaba de algunos pacientes, su hijo Alejandro nos contó que en una de sus últimas noches le pidió que escribiera un informe acerca de un paciente, fue emocionante ver lo que escribieron sus pacientes, tanto de Chile como de Colombia en las redes sociales cuando se enteraron de su fallecimiento, porque supo ser médico y amigo, tratar a los pacientes con amor y delicadeza, poniendo lo mejor de sí. Como colega, siempre fue un gran docente, nos sentábamos por horas a discutir en nuestro microscopio de enseñanza que nunca pedimos y nos llegó de regalo, en nuestras reuniones de los lunes, las reuniones de evaluación anual de nuestro trabajo, siempre con respeto y altura de miras, sencillo pero defendiendo con fuerza sus puntos de vista, vimos muchos pacientes complejos, de diagnósticos difíciles y lo que hacíamos era ir a estudiar y buscar hasta encontrar la respuesta, en fin, solo puedo decir que he sido muy afortunada de haber podido trabajar con el Dr. Vásquez y aprender de él no solo hematología, sino la esencia del quehacer médico que no debemos perder.

Alejandro, descanse en paz, somos muchos los que siempre lo recordaremos y estaremos agradecidos de sus enseñanzas.



AUSPICIADORES
  
 

SOCIEDAD CHILENA DE HEMATOLOGIA
Bernarda Morín 488 , Providencia | Santiago, Chile | 56 227 535 565 | sochihem@gmail.com
Secretaria: Gerda Hochstetter.
Atención presencial y telefónica lunes y martes de 10 a 18 horas. Miércoles, jueves y viernes atención vía correo electrónico.

Copyright © 2012 Sociedad Chilena de Hematología

SOCHIHEM es una organización científica sin fines de lucro, que no realiza atención a pacientes ni venta de medicamentos.
Si desea contactar a un/a hematólogo/a consulte nuestro listado de Médicos Asociados
.